La Suzuki Hayabusa llega a México

Hace tiempo que no iba a un evento, esto de la pandemia me había alejado de la vida social, así que voy feliz, además de que es un modelo que me causa mucha expectativa ya que en años anteriores se ostentaba como la moto de producción más veloz del mundo. Antes de seguir no voy a dar aspectos técnicos de la moto, mejor se pueden dar una vuelta a la página de Suzuki Motos para ver su precio de más de 400 mil pesos y sus más de 1300cc. El evento se realizó en la Centro Cultural Estación Indianilla en la colonia Doctores, un recinto tecnológico con aires Steampunk que alberga unas bombas que en algún momento funcionaban como baterías de energía para la red de corriente directa, era un taller de mantenimiento de tranvías por allá de los lejanos 1880´s.


La Estación Indianilla es un lugar en la ciudad que debes de visitar, su arquitectura y diseño seguro te gustará, a mi me gustó más ya que al llegar se podían ver los pendones de Suzuki y Hayabusa por todos lados, subo una pequeña escalera y dos guardias de seguridad me ponen 3 litros de gel en las manos, así que desinfecto manos, brazos y hasta me sobró para mi casco… adelante hay dos edecanes que me preguntan con tono sarcástico que “si no necesitaba un poco más de gel”, no les dije nada, solo porque estaban guapas. Me regalan un cubre bocas KN95, el cubre bocas oficial de la pandemia con el logo de Suzuki y por fin entro.

Debido a las medidas sanitarias, cada invitado tiene una mesa con su refresco, hielos y más gel, (por si te hacía falta) y alguna botana, cerca del escenario se pueden ver dos modelos cubiertos, es la Hayabusa que tanta conmoción hace en el momento.


Llega la hora de la presentación, en el sonido local se escucha tercera llamada tercera, y yo espero que Tiffany salte al escenario, pero tal vez me proyecté. En su lugar sube el de mercadotecnia a presentarnos al director de Suzuki Tadashi Tahara quien nos da la bienvenida y nos habla un poco del futuro de Suzuki en México.


La presentación de la Hayabusa no es en vivo… Todo está grabado y ponen un video donde se dan los puntos fuertes de la motocicleta e interactúan con una conductora que seguro en su casa la conocen muy bien.

Por fin el momento esperado… la develación de la Hayabusa, las luces empiezan a bailar por todo el escenario la máquina de humo llena de un ambiente místico todo el recinto, las edecanes tiran de las mantas que cubren la “Busa”, todos aplauden y fin.


Bueno no es el fin todos los medios se acercan a verla algunos hasta se suben y dicen: “wow que súper moto”, y por más que los de mercadotecnia digan que puede ser una motocicleta para el día a día, esto está muy alejado de la realidad, de hecho, si yo tuviera una moto así, solo sería para exhibición de motocicleta custom tipo anime japonés, o para arrancones de cuarto de milla, ya que hace de 0 a 100 en 3.4 s aproximadamente.


En otro escenario medio alejado de todos también develan la DR650 una moto doble propósito que compite directamente con la Kawasaki KLR650, ya que la VStrom es otro mercado más fresa, aunque también es doble propósito y también 650 o 250 con opción a 1150cc., pero con un precio más accesible.

En la conmoción del evento los meseros pasan y dejan una caja en cada una de las mesas, es un box lunch y más gel para las manos.


Uno de los ejecutivos de Suzuki nos invita a probar el simulador de MotoGP con la pista de misano arriba de una Hayabusa el mejor tiempo se podrá llevar el casco de Alex Rins autografiado.


No me quedé a ver quién se lo había ganado, se estaba haciendo noche y tenía que caminar hacia la condesa y esa parte de la colonia Doctores por donde está la Estación Indianilla, no es precisamente la mas glamurosa de la ciudad de México.

Al final me llevo un buen sabor de boca. El evento ha estado bien, es el primero al que voy en la pandemia, todo muy bien organizado, la moto tecnológicamente increíble, solo le falta hablar, tiene muchos sensores de seguridad y modos de manejo seguro tiene mercado en México, pero no es una moto para novatos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.