Expedición a la Baja 1000 con Bosco´s Camp

Nota del editor

Juan Bosco es el líder de estas travesías por diversos puntos de México y Estados Unidos, desde mi perspectiva es un niño grandote que busca jugar en la tierra y lodo como cuando éramos niños, él lleva unos 20 años en esa aventura y uno de mis primeros viajes cuando comenzaba fue con este singular y familiar equipo. Por ello es un gusto para mí el darle la bienvenida como colaborador con sus rutas a Bosco´s Camp y seguramente pronto lo volveremos a acompañar.

La Travesía

Por sus peculiares características en cuanto a terrenos y a la exigencia de manejo, la expedición a los caminos que recorre la Baja 1000 es una de las actividades que todo amante del 4×4 debe hacer una vez en su vida.

Esta mítica carrera, que comienza en Ensenada y que abarca 1000 kilómetros a lo largo de las dos Baja California, ha dejado en claro a lo largo de los años que sus caminos son la prueba perfecta para probar nuestras habilidades en el off road. Y es que casi desde sus inicios, el equipo Bosco´s Camp ha demostrado ser el guía perfecto para desafiar a esta difícil ruta, reuniendo un nutrido grupo de aventureros ansiosos de gozar esta experiencia.

Para ello, se citó a las diferentes tripulaciones directamente en Mazatlán, donde llegaron de diversas partes de la república para tomar el ferry Baja Star y así, llegar a la Paz, punto de inicio de nuestra aventura.

Por si no fuera poco el afrontar esta prueba manejando, la caravana vivió los efectos del huracán Olaf, por lo que las lluvias se hicieron presentes en muchos caminos, provocando aún más retos para los equipos participantes.

Desde el día uno, las tripulaciones vivieron la emoción al máximo, ya que, rumbo a Todos Santos, muchos de ellos se atascaron en los pantanos más de una vez. La utilización del equipo de rescate como es el winch (malacate de acero o sintético), eslingas, grilletes, planchas de desatasque, permitió que todos completaron una primera sesión más que demandante.

Para el segundo día, las exigencias cambiaron de manera notable. Teniendo como destino el Oasis 5 de Mayo, los conductores enfrentaron diferentes cruces de río y arenas movedizas, efectuando maniobras puntuales para no quedar atascados y así, llegar a una espectacular cascada inmersa en el desierto y tener el pretexto perfecto para gozar de un buen chapuzón.

En una tercera etapa, el mar de Cortés enmarcó la ruta hacia La Paz, disfrutando en todo momento del espectacular paisaje, además de que los 4×4 enfrentaron un camino arenoso y sinuoso a la orilla del mar para llegar a Cabo Pulmo, reserva marina más grande de México.

Aquí, se aprovechó para realizar buceo con Snorkel como una actividad adicional a la ruta, de manera que varios tripulantes pudieron conocer los diferentes arrecifes de coral y los diferentes cardúmenes (concentración grande de peces).

Finalmente, fueron alrededor de 700 kilómetros que se recorrieron en esta ruta, en terrenos que permitieron alcanzar altas velocidades, además de utilizar todo el potencial del 4 Low con reductora cuando se necesitó de un manejo más preciso, sin importar que el calor alcanzara 35 grados a la sombra.

Cansados, pero con una sonrisa enorme, todos los asistentes gozaron de paisajes espectaculares, terrenos desafiantes, pero todo bajo la supervisión de un equipo con la experiencia de 20 años dentro del 4×4 como lo es Bosco´s Camp.

En siguientes entregas les traeremos más fotos de los escenarios que podemos ver, y que en la mayoría de ellos solo puedes entrar en un vehículo 4×4 o de plano en helicóptero, así de extremos somos, pero siempre te sentirás seguro y divertido con nuestro equipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *