Que el frío no te baje de la moto

Sí, está bien, el frío y las condiciones meteorológicas de gran parte de América no dan para andar manejando como la foto principal que acompaña a este texto, pero ahora que tengo tu atención, te comento que no tienes que bajarte de la moto en temporada de frío, la puedes seguir disfrutando, eso sí, hay que tener más cuidados y previsiones, mientras que en el caso de los autos las cosas son más relajadas.

En gran parte de México no tenemos nieve, (solo en puntuales zonas del norte) por lo que no tienes que ponerle cadenas a las llantas de tu auto o clavos a las de tu moto, pero si cuidarnos en el tema de la adherencia con el pavimento y la congelación en la moto, una que puede llegar repentinamente y afectarte sin que te des cuenta al 100%.

Para comenzar este tema debes tener en mente que una persona que sufre Hipotermia (cuando el cuerpo humano pierde calor más rápido de lo que lo produce) puede no darse cuenta de ello, sí, por difícil que suene, ya que el proceso se hace muy gradualmente. La Hiportemia es causada por una condición de frío intenso combinado con que no estés bien abrigado, lluvia / agua fría que mojen tu ropa y no te la quites rápido e incluso un fuerte aire acondicionado, pero lo que nos atañe es la sensación térmica del viento a velocidad y nuestra vestimenta.

Lo anterior es muy simple de entender, imaginemos un día con aire frío, tan solo unos 20°C (que no es mucho) pero al circular en la moto obviamente la sensación térmica reduce la temperatura, por lo que esos 20° se pueden convertir en 0° a 70 km/h, lo cual supone que si el día de la ronda arrancas en 10°, la sensación se irá a bajo cero.
Cuando vamos en la motocicleta con frío pareciera ser que no pasa nada, hasta que repentinamente te das cuenta de que tus piernas y brazos comienzan a temblar, el hacer cambios de velocidad o freno trasero se hace un proceso muy lento, mientras que las manos se entumecen. En casos más extremos comienzas a aletargarte y se puede presentar sueño, tu cuerpo está reaccionando al frío, pero tú posiblemente no, y seguirás rodando lo que puede desembocar en un accidente.

Vestimenta debe contemplar ropa térmica debajo de la de protección. Usa elementos contra lluvia para evitar el congelamiento, esto es muy importante en botas, guantes y una buena balaclava para el cuello.

Casco sí o sí debe contar con algún elemento anti empañamiento o pinlock y las ventilas en buen estado ya que al menos una debe ir abierta.

En tu ropa debes tener elementos que te hagan visible, esto por si pasas por bancos de niebla, mismo caso por si llevas a un pasajero.

En el mercado se ofertan guantes para temporadas invernales, pero suelen ser grandes y estorbosos, además de restarte sensibilidad e manejo, esto claro, será tu elección personal. En el caso de las motos con puños calefactables, el problema es que por muy caliente que vaya tu palma de la mano la parte superior estará fría y el problema existirá. En muchos casos los cubre puños muy comunes en las doble propósito suelen ser un excelente aliado, pero no a todos les gusta esa estética.

Para los autos, las cosas son «más sencillas», primero debes tomar las cosas con calma desde el encendido, deja un tiempo de unos 3 a 5 minutos que todas las entrañas del auto tomen temperatura, en los autos modernos esto es rápido, pero en lso viejos no, además podría ser peligroso que existiera una fisura hacia el habitáculo y respiras el humo del escape, eso te puede llevar a la muerte, asi que cuidado con eso.

Luego de este breve momento, y no importando que no haya nieve, tienes que considerar que tus neumáticos posiblemente nunca alcanzarán la temperatura ideal para rodar, por que puedes patinar o derrapar, así que tienes que ser suave con tu frenada y aceleración, y otra cosa más, cuidado con cualquier charco que veas en el camino, ya que podría estar congelado y aunque sea de apenas 10 cm, si toca tu banda de rodamiento perderás el control por un instante.

En el caso de la moto debes considerar:

Los neumáticos de las motos cuentan con compuestos más blandos que los de un auto, aun así, la adherencia en frío es realmente mala, por lo que debes tener en buen estado tus llantas y con la presión indicada por el fabricante, no sirve bajarles la presión.

Antes de comenzar el viaje dale un periodo de calentamiento a la moto, no importa si es una antigua o una nueva.

En la medida de lo posible dale temperatura a tus neumáticos.
Ten un manejo más “fino” en curvas y sobre todo cuando veas agua, puede que esté congelada.

Durante el tiempo que estés rodando:

Ya aprendimos que puedes o no darte cuenta de que te estás congelando, por ello disfruta el viaje, no corras, ¿para qué?

En una rodada de por ejemplo dos horas detente unas tres ocasiones, estira las piernas, mueve las articulaciones y de ser posible toma alguna bebida caliente, (nunca alcohol).

Si te toca una lluvia lo mejor es detenerte, aún con impermeable el frio se incrementará, y si de plano debes seguirte moviendo llévatela tranquilo, sin prisas.

Todo lo anterior no es para espantarte, de hecho, el rodar con frío tiene su encanto, ya sea que salgas a un día y regreses a casa, o de fin de semana con tu pareja. Así que no dejes de atender estas sencillas indicaciones y nos vemos en el camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *